Ley de cookies, ¿Fantasía o realidad?

Lo primero que se debe saber es que no existe una “ley de cookies” como tal, pero es el nombre coloquial que se le ha dado a un aglomerado de artículos, en el caso de España en concreto se recogen en el art. 22 de la LSSI(Ley de Servicios de la Sociedad de la Información). Dicho art. dice es necesario informar del uso de cookies por parte de nuestra página y requerir el consentimiento expreso del usuario antes de su instalación.

Lo segundo pero no menos importante que se debe conocer, es que la norma habla de dispositivos de almacenamiento y recuperación de datos en equipos terminales de los destinatarios, lo cual no se limita a las cookies aunque sea de lo que mas se habla.

En el caso de las cookies, su aplicación en base al articulo 22 consistiría en un aviso del uso de cookies técnicas y una solicitud explicita para las de análisis y publicitarias.

Esta ley debe cumplir todo el que preste servicios de información a ciudadanos europeos. En el momento que hagas publicidad u obtengas ganancia aunque sea mínima ya se considera servicio de información. Por tanto debe cumplirla todo sociedad o persona española con independencia de que solo ofrezca servicio al extranjero y todo sociedad o persona extranjera que ofrezca servicio a Europa.

Esta política a sido muy criticada, y finalmente en el Consejo de Ministros del 13 de septiembre del 2013, se aprobó la nueva Ley General de Telecomunicaciones (LGT) junto a la modificación de la LSSI y de Comercio Electrónico del 11 de julio del 2002. Pese a que son mínimos los cambios, su repercusión es enorme, se ha modificado permitiendo que el consentimiento quede implícito si el usuario decide seguir navegando, o lo que es lo mismo ya no es necesario esperar a que el usuario consienta para usar cookies pero se debe aportar al usuario toda la información relevante a las cookies usadas en el sitio.

Las encargadas de la supervisión de la ley, son las agencias de protección de datos territoriales, aunque no suelen actuar de oficio debido al volumen de trabajo, en su lugar, se limitan a verificar denuncias de ciudadanos o de “la competencia”, que presentan una reclamación. Desde su implantación en 2002, ha habido distintos casos sancionados con multas de hasta 30.000 euros o de hasta 150.000 euros en casos significativos.

Desde Kunn te instamos a que te informes, sin compromiso alguno por tu parte, acerca del alcance y posibles adaptaciones que podemos realizar para que tu sitio web cumpla con la “Ley de Cookies“.

Print Friendly